Feature Image

Good to know

El aire de la calefacción seca las mucosas, propiciando que los virus ataquen nuestra salud. Por ello se recomienda ventilar la casa tres veces al día durante diez minutos abriendo las ventanas de par en par para que el aire se mantenga suficientemente húmedo. Pero no deje que la temperatura interior baje demasiado, tampoco en el dormitorio, pues las temperaturas inferiores a 18 grados causan estrés (inmunológico) en el cuerpo.

Suscribirse al boletín de noticias

Al darme de alta, declaro mi conformidad con las CGCs, la política de privacidad y la política de cookies y publicidad en internet.

Cancelar boletín